Las ideas más odiadas pueden ser la apuesta perfecta

A la hora de invertir muchos inversores suelen verse afectados por las opiniones de los medios de comunicación y los expertos de Wall Street. Sin embargo, los inversores inteligentes saben que, muchas veces, las ideas más odiadas por el establishment resultan ser las oportunidades más rentables.

¿Hay alguna figura en el mundo financiero que genera más polaridad en la opinión pública que Elon Musk?

Quiero decir, algunas personas lo aman y piensan que es un Thomas Edison moderno, empujando los límites de lo posible. ¿¡O tal vez incluso un extraterrestre que viene del futuro!?

Pero mucha gente lo detesta y piensa que no es más que un charlatán que vende aceite de serpiente a los inexpertos.

Cualquiera que sea el lado en el que tú te pares aquí, creo que todos podemos estar de acuerdo en una cosa…

Elon Musk es un maestro en captar la atención.

Una semana fuma marihuana en “The Joe Rogan Experience”, y la siguiente habla mal de los reguladores que se interponen en su camino. La mayoría de los días, se lo puede encontrar en Twitter bombeando varias criptomonedas, y de vez en cuando sale con un movimiento bizarro inesperado, como cambiar el nombre de su puesto oficial en Tesla a “Technoking” (rey tecnológico).

No pasa un día sin que Musk aparezca en los titulares.

Y durante la semana pasada, volvió a hacerlo…

¿Debería o no debería?

El tweet decía:

“Mucho se habla últimamente de que las ganancias no realizadas son una manera de evadir impuestos, así que propongo vender el 10% de mis acciones de Tesla. ¿Lo apoyas?”,

Musk agregó una función de encuesta para que los usuarios pudieran votar “Sí” o “No”.

Y añadió:

“Me atendré a los resultados de esta encuesta, sean cuáles sean”

Esta vez Musk estaba respondiendo a las críticas de que los multimillonarios evitaban impuestos al retener sus acciones. Este ha sido un tema candente últimamente entre los demócratas en los Estados Unidos con personas como Janet Yellen que sondean la idea de introducir un impuesto sobre las “ganancias de capital no realizadas”

En mi opinión, ese es un camino muy peligroso, el rechazo que obtendrá Yellen si intenta convertirlo en ley sería intenso.

Por un lado, es casi un robo a mano armada reclamar para el Estado lo que nunca se ganó antes de que se estableciera un impuesto.

Pero, en términos prácticos, podría crear un círculo vicioso de empresas exitosas vendidas por fundadores ricos, lo que, a su vez, podría causar volatilidad en el precio de las acciones para todos los demás.

¿Quizás Musk busca demostrar eso?

Sin embargo, también leí que Musk ya estaba planeando vender algunas acciones de todos modos, para poder recaudar algo de efectivo para comprar algunas opciones muy rentables que posee y que están a punto de expirar.

Entonces, tal vez sea un movimiento típico de Musk , metiéndose en los titulares del día para enmascarar sus verdaderas motivaciones.

¿Quién sabe?

De todos modos, mientras escribo, la encuesta ha atraído la asombrosa cantidad de 2,48 millones de votos y el 56% de la gente dice que debería vender.

Veremos que sucede en estos días…

Los proyectos más odiados pueden ser la apuesta perfecta

Como dije al principio, la empresa Tesla de Musk ha atraído una buena cantidad de críticos. De hecho, ha sido una de las acciones más odiadas en los Estados Unidos durante mucho tiempo.

Los expertos de las finanzas lo odian…

La empresa de 1,1 billones de dólares ha sido una de las empresas con más apostadores en contra en Wall Street durante años.

Los expertos en televisión lo odian…

Jim Cramer se ha lamentado constantemente de que tuviera tanta influencia en el ecosistema cripto.

Los periódicos lo odian…

 

Fuente: New York Times

 

Sí, no es ningún secreto que el establishment ha estado deseando que Tesla fracase durante años.

Y, sin embargo, a pesar de su negatividad, el precio de las acciones de Tesla ha desafiado a los críticos y ha seguido subiendo.

 

Ingresos de Tesla por año
Fuente: Twitter @hamids

 

Apostar contra el “odio dominante” habría sido muy lucrativo en el caso de Tesla…

USD 1.000 invertidos en Tesla hace un año valdrían hoy USD 2.940. Si hubieras invertido hace cinco años, valdrían USD 31.000 aproximadamente.

Si lo hubieras hecho hace 10 años, hoy tendrías USD 204.000 dólares.

Interesante, ¿no?

Pero el caso de Tesla no es el único.

Hay otro activo con el que he visto a este escenario desarrollarse muchas veces…

Bitcoin.

Bitcoin es una idea que ha resistido la constante negatividad del sector financiero profesional y sus lacayos de los medios.

Y, sin embargo, su valor ha aumentado astronómicamente.

Puedes verlo en este gráfico:

Fuente: coinmarketcap.com

La simple verdad es esta…

A veces, las ideas odiadas son las más rentables que puedes encontrar. Hablamos pronto,

Buenas inversiones,

Ryan Dinse

Originario de Escocia y radicado en Australia, Ryan Dinse es un economista y trader de clase mundial especializado en criptomonedas. Antes de dedicarse a las tecnologías financieras emergentes, trabajó en la banca de inversión, donde manejó USD 500 millones en activos de sus clientes. Sin embargo, abandonó su puesto para dedicarse a su verdadera pasión: las oportunidades de alto potencial. En 2013, compró sus primeros bitcoins, años antes del boom de las criptos. Hizo fortunas con la explosión bitcoin en 2017 y hoy se dedica a compartir su conocimiento con inversores de todo el mundo. Es editor de Extreme Crypto Trader en Inversor Global.

Fuente: Inversor Global publicado 09/11/2021

Fuente: Estudio Petitto, Abogados