Coronavirus: Los medios de pago digitales y las ayudas de emergencia

1- Pagos de emergencia . La pandemia del Covid-19 ha puesto a prueba la eficiencia y el alcance de los sistemas gubernamentales a la hora de brindar asistencia a grandes segmentos de la población en todo el mundo, en donde las soluciones de pagos digitales han tenido una relevancia enorme. Los programas de transferencias condicionadas en la región han mostrado diferentes estrategias. En algunos países han logrado bancarizar a su población y hacer transferencias a través de depósitos directos a sus cuentas. En otros, se ha logrado una bancarización parcial y hay cuentas abiertas en una parte significativa de la población beneficiaria, pero todavía se tiene a un grupo de la población excluido del sistema financiero, que entonces recibe transferencias en efectivo. Finalmente, otro grupo de países ha realizado eventos masivos para recibir transferencias de forma personal (es el caso de Honduras).

2- Telefonía móvil . En América Latina y el Caribe las tasas de inclusión financiera de la población están creciendo año a año, pero son aún bajas en comparación con las economías avanzadas. El Global Findex 2017 muestra que 54,4% de los adultos de la región tiene acceso a una cuenta bancaria, contra 51,4% en 2014 y 39,3% en 2011. Consecuentemente, se observó que en los últimos años hubo un aumento rápido y sostenido de la penetración de la telefonía móvil. A nivel regional, las suscripciones de celulares pasaron del 10% en el año 2000 a 114% en el año 2018, indicando que, en promedio, existen más suscripciones a telefonía móvil que habitantes, aunque debido a la desigualdad y la concentración se estima que la cantidad de suscriptores penetra en torno al 65% de la población.

3- Fintech. A partir de la telefonía móvil, aparecen nuevas tecnologías que buscan aprovechar el despliegue de nuevos mecanismos de pagos. En 2019 se identificaron 27 servicios de dinero móvil, con 26 millones de cuentas abiertas, pero tan solo 13 millones de cuenta activas o que muestran transaccionalidad. El surgimiento de la industria Fintech ha incrementado el número y tipo de actores ofreciendo soluciones en materia de pagos digitales. El segmento Fintech de pagos y remesas es el más grande en la región, representando en 2018 el 24% del total de todos los emprendimientos Fintech y mostrando un crecimiento anualizado del 61%. Según los últimos datos recolectados por el BID y Finnovista, actualmente más de 150 empresas Fintech operan en el subsegmento de pagos móviles y billeteras electrónicas en América Latina.

4- Pagos digitales. El mecanismo de pagos digitales utilizados en el marco de los proyectos de protección social ha sido diverso y pueden dividirse en dos categorías: el dinero móvil, compuesto por las opciones de transferencias bancarias, tarjetas de débito prepagadas y dinero electrónico y, por otro lado, las opciones de vouchers electrónicos en forma de tarjetas o vouchers para teléfonos móviles. También, en algunos casos se han utilizado estrategias combinadas. Si bien ambos mecanismos tienen pros y contras, el dinero móvil permite mayor libertad y flexibilidad para elegir el tipo de compras y los lugares de compras, mientras que los vouchers suelen ser programas diseñados para aumentar el acceso a un conjunto particular de bienes o servicios

5- Largo plazo. La pandemia tendrá sin dudas un efecto sobre nuevas costumbres de la población y, seguramente, el uso de medios digitales de pago sea uno de ellos. Al momento, los estudios hechos en distintas partes del mundo sobre estos medios han mostrado impactos en términos de aumentos de consumo real per cápita, de una contribución a fomentar el nivel de ahorro y a reducir el uso de mecanismos informales de ahorro. Por último, se ha encontrado que el uso de dinero móvil de manera masificada reduce costos.

Fuente: La Nacion publicado 07-06-2020.-

Fuente: Estudio Petitto, Abogados